Un ‘youtuber’ llena su bañera de bolitas de gel para grabar un vídeo y termina atascando las tuberías de todo el pueblo.

Publicado por Fórmula Fun en

El ‘youtuber’ francés Cyril Schreiner grabó la pasada semana un vídeo en el que aparecía en el baño de su casa con miles de bolas de hidrogel de colores en su bañera. La situación parecía graciosa, pero todas esas pelotitas se desbordaron, no solo por su váter y lavabo, sino por todas las tuberías de su pueblo. «La situación es catastrófica pero todavía quería hacer una buena foto», ha relatado en su perfil de Twitter donde ha contado todo lo que ha pasado con varios vídeos.

 

Cuando el ‘youtuber’ terminó su vídeo, abrió el tapón de la bañera. Acto seguido se dio cuenta de que el suelo del baño estaba lleno de ellas y por la taza del váter rebosaban. Estas pelotas multicolores estaban por todos los lados. Ni con una aspiradora, ni con un potente desatascador de tuberías consiguió eliminar estas pelotas que, como ha mostrado en otros vídeos, cuando se ponían en contacto con el agua multiplicaban su tamaño.

Cyril ha decidido publicar en sus redes sociales toda la historia después del vídeo principal. Ya que, después de que él intentase eliminar cualquier rasto, salió a la calle y se encontró los desagües de la calle repletos de sus bolas de colores. Todo su pueblo estaba lleno de ellas.

El alcalde, por su parte, envió una carta a todos los vecinos avisando del problema y asegurando que iban a buscar al culpable para tomar acciones legales. Finalmente, este ‘youtuber’ tuvo que «delatarse» ante las autoridades después de «una visita inesperada» de un policía. Momentos después, Cyril Schreiner acabó yendo al Ayuntamiento a testificar: «Si no escuchas hablar más de mí es que estoy en prisión», tuiteó. Sin duda, toda una peculiar historia de cómo un vídeo de un youtuber termina convirtiéndose en un gran contratiempo para todo un vecindario. Sin embargo, hay muchos usuarios que sostienen que es un fake. Es difícil saber si es cierto o en realidad es una historia falsa pues, de hecho, Cyril Schreiner no ha mencionado ni el nombre de su pueblo. Habrá que esperar si el influencer termina teniendo consecuencias reales como una multa u otra sanción.

Categorías: Noticias